viernes, 20 de julio de 2012

HIMNOS Y CANCIONES DE LUCHA





Habrá un día en que todos 
Al levantar la vista 
Veremos una tierra 
Que ponga libertad (bis) 

Hermano aquí mi mano 
Será tuya mi frente 
Y tu gesto de siempre 
Caerá sin levantar 
Huracanes de miedo 
Ante la libertad 

Haremos el camino 
En un mismo trazado 
Uniendo nuestros hombros 
Para así levantar 
A aquellos que cayeron 
Gritando libertad 

Sonarán las campanas 
Desde los campanarios 
Y los campos desiertos 
Volverán a granar 
Unas espigas altas 
Dispuestas para el pan 

Para un pan que en los siglos 
Nunca fue repartido 
Entre todos aquellos 
Que hicieron lo posible 
Para empujar la historia 
Hacia la libertad 

También será posible 
Que esa hermosa mañana 
Ni tú, ni yo, ni el otro 
La lleguemos a ver 
Pero habrá que empujarla 
Para que pueda ser 

Que sea como un viento 
Que arranque los matojos 
Surgiendo la verdad 
Y limpie los caminos 
De siglos de destrozos 
Contra la libertad



Negras tormentas agitan los aires,
nubes oscuras nos impiden ver,
aunque nos espere el dolor y la muerte,
contra el enemigo nos manda el deber.

El bien más preciado es la libertad,
hay que defenderla con fe y con valor.
Alta la bandera revolucionaria,
que del triunfo sin cesar nos lleva en pos.
Alta la bandera revolucionaria,
que del triunfo sin cesar nos lleva en pos.

¡En pie pueblo obrero, a la batalla!
¡Hay que derrocar a la reacción!
¡A las barricadas! ¡A las barricadas
por el triunfo de la Confederación!
¡A las barricadas! ¡A las barricadas
por el triunfo de la Confederación!






Soldados, la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.
Serenos, alegres,
valientes, osados,
cantemos, soldados,
el himno a la lid.
Y a nuestros acentos
el orbe se admire
y en nosotros mire
los hijos del Cid.
Soldados, la patria (etc.)
Blandamos el hierro
que el tímido esclavo
del fuerte, del bravo
la faz no osa a ver;
sus huestes cual humo
veréis disipadas,
y a nuestras espadas
fugaces correr.
Soldados, la patria (etc.)
¿El mundo vio nunca
más noble osadia?
¿Lució nunca un día
más grande en valor,
que aquel que inflamados
nos vimos del fuego
que excitara en Riego
de Patria el amor?
Soldados, la patria (etc.)
Su voz fue seguida,
su voz fue escuchada,
tuvimos en nada
soldados, morir;
Y osados quisimos
romper la cadena
que de afrenta llena
del bravo el vivir.
Soldados, la patria (etc.)
Rompímosla, amigos,
que el vil que la lleva
insano se atreva
su frente mostrar.
Nosotros ya libres
en hombres tornados
sabremos, soldados,
su audacia humillar.
Soldados, la patria (etc.)
Al arma ya tocan,
las armas tan solo
el crimen, el dolo
sabrán abatir.
Que tiemblen, que tiemblen,
que tiemble el malvado
al ver del soldado
la lanza esgrimir.
Soldados, la patria (etc.)
La trompa guerrera
sus ecos da al viento
horror al sediento,
ya muge el cañon;
y a Marte sañudo
la audacia provoca,
y el genio se invoca
de nuestra nación.
Soldados, la patria (etc.)
Se muestran, volemos,
volemos, soldados:
¿los veis aterrados
su frente bajar?
Volemos, que el libre
por siempre ha sabido
del siervo vendido
la audacia humillar.
Soldados, la patria (etc.)





¡Arriba, parias de la Tierra!
¡En pie, famélica legión!
Atruena la razón en marcha:
es el fin de la opresión.
Del pasado hay que hacer añicos.
¡Legión esclava en pie a vencer!
El mundo va a cambiar de base.
Los nada de hoy todo han de ser.
Agrupémonos todos,
en la lucha final.
El género humano
es la internacional. (Bis)
Ni en dioses, reyes ni tribunos,
está el supremo salvador.
Nosotros mismos realicemos
el esfuerzo redentor.
Para hacer que el tirano caiga
y el mundo esclavo liberar,
soplemos la potente fragua
que el hombre nuevo ha de forjar.
Agrupémonos todos,
en la lucha final.
El género humano
es la internacional. (Bis)
La ley nos burla y el Estado
oprime y sangra al productor;
nos da derechos irrisorios,
no hay deberes del señor.
Basta ya de tutela odiosa,
que la igualdad ley ha de ser:
"No más deberes sin derechos,
ningún derecho sin deber".
Agrupémonos todos,
en la lucha final.
El género humano
es la Internacional. (Bis).




El Ejército del Ebro, 
rumba la rumba la rumba la. 
El Ejército del Ebro, 
rumba la rumba la rumba la 
una noche el río pasó, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
una noche el río pasó, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
Y a las tropas invasoras, 
rumba la rumba la rumba la. 
Y a las tropas invasoras, 
rumba la rumba la rumba la 
buena paliza les dio, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
buena paliza les dio, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
El furor de los traidores, 
rumba la rumba la rumba la. 
El furor de los traidores, 
rumba la rumba la rumba la 
lo descarga su aviación, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
lo descarga su aviación, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
Pero nada pueden bombas, 
rumba la rumba la rumba la. 
Pero nada pueden bombas, 
rumba la rumba la rumba la 
donde sobra corazón, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
donde sobra corazón, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
Contraataques muy rabiosos, 
rumba la rumba la rumba la. 
Contraataques muy rabiosos, 
rumba la rumba la rumba la 
deberemos resistir, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
deberemos resistir, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
Pero igual que combatimos, 
rumba la rumba la rumba la. 
Pero igual que combatimos, 
rumba la rumba la rumba la 
prometemos combatir, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela! 
prometemos combatir, 
¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!






Las tierras, las tierras, las tierras de españa
las grandes, la sola desierta llanura
galopa caballo cuatralbo, jinete del pueblo
que la tierra es tuya
A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar (bis)
A corazón, suenan, suenan, resuenan
las tierras de españa en las herraduras
galopa caballo cuatralbo, jinete del pueblo
que la tierra es tuya
A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar (bis)
Nadie, nadie, nadie, que enfrente no hay nadie
que es nadie la muerte si va en tu montura
galopa caballo cuatralbo, jinete del pueblo
que la tierra es tuya
A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar (bis)






Andaluces de Jaen 
aceituneros altivos 
decidme en el alma quien 
quien levantó los olivos, 
andaluces de Jaen. 
Andaluces de Jaen. 

No los levantó la arada 
ni el dinero ni el señor, 
sino la tierra callada 
el trabajo y el sudor, 
unidos al agua pura 
y a los planetas unidos, 
los tres vieron la hermosura 
de los troncos retorcidos, 
andaluces de Jaen. 

Andaluces de Jaen 
aceituneros altivos 
decidme en el alma de quien 
de quien son esos olivos, 
andaluces de Jaen. 
Andaluces de Jaen. 

Cuantos siglos de aceitunas 
los pies y las manos presos, 
sol a sol y luna a luna 
pesan sobre vuestros huesos, 
Jaen levantate brava 
sobre tus piedras lunares, 
no vayas a ser esclava 
con todos tus olivares, 
andaluces de Jaen. 

Andaluces de Jaen 
aceituneros altivos 
decidme en el alma de quien 
de quien son esos olivos, 





Así es mi vida, mi vida, piedra, como tú
Como tú 
piedra pequeña, como tú 
piedra ligera, como tú 
como tú
canto que ruedas, como tú 
por las veredas, como tú
Como tú
guijarro humilde, como tú
de las carreteras, como tú
Como tú
piedra pequeña, como tú
como tú
guijarro humilde, como tú
Como tú
que en días de tormenta, como tú
te hundes en la tierra, como tú
Como tú
y luego centelleas, como tú
bajo los cascos, bajo las ruedas, como tú
Como tú
piedra pequeña, como tú
como tú
guijarro humilde, como tú
Como tú
que no sirves para ser ni piedra, como tú
ni piedra de una lonja, como tú
ni piedra de un palacio
ni piedra de una iglesia
ni piedra de una audiencia, como tú
Como tú
piedra aventurera, como tú
que tal vez estas hecha, como tú
Como tú
solo para una honda, como tú
piedra pequeña, como tú
Como tú
lalarara lalarara






Nosotros somos quien somos.
¡Basta de Historia y de cuentos!
¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.

Ni vivimos del pasado,
ni damos cuerda al recuerdo.
Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.

Somos el ser que se crece.
Somos un río derecho.
Somos el golpe temible de un corazón no resuelto.

Somos bárbaros, sencillos.
Somos a muerte lo ibero
que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.

De cuanto fue nos nutrimos,
transformándonos crecemos
y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto.

¡A la calle! que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

No reniego de mi origen
pero digo que seremos
mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.

Españoles con futuro
y españoles que, por serlo,
aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.

Recuerdo nuestros errores
con mala saña y buen viento.
Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño.

Vuelvo a decirte quién eres.
Vuelvo a pensarte, suspenso.
Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo.

No quiero justificarte
como haría un leguleyo,
Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.

España mía, combate
que atormentas mis adentros,
para salvarme y salvarte, con amor te deletreo.





Hace mucho el dinero, mucho se le ha de amar
al torpe hace discreto y hombre de respetar
hace correr al cojo y al mudo le hace hablar
Quien no tiene dinero no es de sí señor

También al hombre necio y rudo labrador
dineros le convierten en hidalgo doctor
cuanto más rico es uno más grande es su valor
Quien no tiene dinero no es de si señor

Y si tienes dinero tendrás consolación
placeres y alegrías y del Papa ración
comprarás paraíso, ganarás la salvación
Donde hay mucho dinero hay mucha bendición

Él crea los priores, los obispos, los abades
arzobispos, doctores, patriarcas, potestades
a los clérigos necios da muchas dignidades
De verdad hace mentiras, de mentiras hace verdades

Él hace muchos clérigos y muchos ordenados
muchos monjes y monjas, religiosos sagrados
el dinero les da por bien examinados
a los pobres les dice que no son ilustrados

Yo he visto a muchos curas en sus predicaciones
despreciar al dinero, también sus tentaciones
pero al fin por dinero otorgan los perdones
absuelven los ayunos y ofrecen oraciones

Dicen frailes y clérigos que aman a Dios servir
mas si huelen que el rico está para morir
y oyen que su dinero empieza a retiñir
por quien a de cogerlo empiezan a reír






Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
más se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmando,
como un pulso que golpea las tinieblas,
que golpea las tinieblas.

Cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades;
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades,
amorosas crueldades.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos, dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo, estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo,
cultural por los neutrales, que lavándose las manos
se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido,
partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren.
Y canto respirando. Canto y canto y cantando
más allá de mis penas,
de mis penas personales, me ensancho,
me ensancho.

Quiero daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso, con técnica, que puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España,
a España en sus aceros.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo, estamos tocando el fondo.





Aprendimos a quererte,desde la histórica
altura,donde el sol de tu
bravura,le puso cerco a
la muerte.

Aquí se queda la clara,la
entrañable transparencia,de tu querida
presencia,comandante Ché Guevara.

Tu mano gloriosa y fuerte,sobre la historia
dispara,cuando todo Santa
Clara,se despierta para
verte.

Aquí se queda la clara,la
entrañable transparencia,de tu querida
presencia,comandante Ché Guevara.

Vienes quemando la brisa,con soles de
Primavera,para plantar la
bandera,con la luz de tu
sonrisa.

Aquí se queda la clara,la
entrañable transparencia,de tu querida
presencia,comandante Ché Guevara.

Tu amor revolucionario,te conduce a nueva
empresa,donde esperan la firmeza,de tu brazo
libertario.

Aquí se queda la clara,la
entrañable transparencia,de tu querida
presencia,comandante Ché Guevara.

Seguiremos adelante,como junto a ti seguimos,y
con Fidel(..ejem..) te decimos,hasta siempre
comandante.

Aquí se queda la clara,la
entrañable transparencia,de tu querida
presencia,comandante Ché Guuevara.






sube a nacer conmigo, hermano
Dame la mano desde la profunda
zona de tu dolor diseminado
no volverás del fondo de las rocas
no volverás del tiempo subterráneo
no volverá tu voz endurecida
no volverán tus ojos taladrados
yo vengo a hablar por vuestra boca muerta
a través de la tierra juntad todos los
silenciosos labios derramados

y desde el fondo habladme toda esta larga noche
como si estuviera con vosotros anclado
contadme todo, cadena a cadena,
eslabón a eslabón, y paso a paso
afilad los cuchillos que guardasteis
ponedlos en mi pecho y en mi mano
como un rio de rayos amarillos
como un rio de tigres enterrados
y dejadme llorar horas ,dí ­as, años,
edades ciegas, siglos estelares

dadme el silencio, el agua, la esperanza,
Letras de canciones similares en dadme la lucha, el hierro, los volcanes
apegadme los cuerpos como imanes
acudid a mis venas y a mi boca
hablad por mis palabras y mi sangre

estribillo: (chorus)

no, no, no nos moveran!no, no nos moverán!
como un árbol firme junto al rio
no nos moverán.

unidos en la lucha, no nos moverán
unidos en la lucha, no nos moverán
como un árbol firme junto al rio
no nos moverán
no,no, no nos moverán! no, no, no nos moverán!
como un árbol firme junto al rio
no nos moverán

unidos en la huelga, no, no, no nos moverán!
unidos en la huelga, no, no, no nos moverán!
como un árbol firme junto al rio
no nos moverán, no nos moverán!






Yo soy ramon
Aquel que rompe las cadenas
Buril, solar
La fe que enciende las hogueras
Clamor fundamental
La voz de la justicia
El que a la suave brisa
Lo torna en vendaval
Yo soy ramon
Aquel que nunca morira

Que tiemble el verdugo opresor
El buitre insaciable del mal
Detras de la muerte yo soy
Ramon, la victoria final

Yo soy ramon
Aquel, la luz del oprimido
La carne, sangre y piel
Del hombre redimido
Yo soy, el leon que va
Cruzando la montaña
Por montes y quebradas
Rugiendo libertad
Yo soy ramon
Aquel, que vive mas alla.

Que tiemble el verdugo opresor
El buitre insaciable del mal
Detras de la muerte yo soy
Ramon, la victoria final.






Si se calla el cantor calla la vida
porque la vida, la vida misma es todo un canto
si se calla el cantor, muere de espanto
la esperanza, la luz y la alegría.
Si se calla el cantor se quedan solos
los humildes gorriones de los diarios,
los obreros del puerto se persignan
quién habrá de luchar por su salario.
HABLADO
'Que ha de ser de la vida si el que canta
no levanta su voz en las tribunas
por el que sufre,´por el que no hay
ninguna razón que lo condene a andar sin manta'
Si se calla el cantor muere la rosa
de que sirve la rosa sin el canto
debe el canto ser luz sobre los campos
iluminando siempre a los de abajo.
Que no calle el cantor porque el silencio
cobarde apaña la maldad que oprime,
no saben los cantores de agachadas
no callarán jamás de frente al crimén.
HABLADO
'Que se levanten todas las banderas
cuando el cantor se plante con su grito
que mil guitarras desangren en la noche
una inmortal canción al infinito'.
Si se calla el cantor . . . calla la vida.



Sólo le pido a Dios
Que el dolor no me sea indiferente,
Que la reseca muerte no me encuentre
Vacío y solo sin haber hecho lo suficiente.
Sólo le pido a Dios
Que lo injusto no me sea indiferente,
Que no me abofeteen la otra mejilla
Después que una garra me arañó esta suerte.
Sólo le pido a Dios
Que la guerra no me sea indiferente,
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente.
Sólo le pido a Dios
Que el engaño no me sea indiferente
Si un traidor puede más que unos cuantos,
Que esos cuantos no lo olviden fácilmente.
Sólo le pido a Dios
Que el futuro no me sea indiferente,
Desahuciado está el que tiene que marchar
A vivir una cultura diferente.
Yo no canto por cantar 
ni por tener buena voz, 
canto porque la guitarra 
tiene sentido y razón. 

Tiene corazón de tierra 
y alas de palomita, 
es como el agua bendita 
santigua glorias y penas. 

Aquí se encajó mi canto 
como dijera Violeta 
guitarra trabajadora 
con olor a primavera. 

Que no es guitarra de ricos 
ni cosa que se parezca 
mi canto es de los andamios 
para alcanzar las estrellas, 
que el canto tiene sentido 
cuando palpita en las venas 
del que morirá cantando 
las verdades verdaderas, 
no las lisonjas fugaces 
ni las famas extranjeras 
sino el canto de una lonja 
hasta el fondo de la tierra. 

Ahí donde llega todo 
y donde todo comienza 
canto que ha sido valiente 
siempre será canción nueva.




El derecho de vivir 
poeta Ho Chi Minh, 
que golpea de Vietnam 
a toda la humanidad. 
Ningun cañon borrara 
el surco de tu arrozal. 
El derecho de vivir en paz. 

Indochina es el lugar 
mas alla del ancho mar, 
donde revientan la flor 
con genocidio y napalm; 
la luna es una explosion 
que funde todo el clamor. 
El derecho de vivir en paz. 

Tio Ho, nuestra cancion 
es fuego de puro amor, 
es palomo palomar 
olivo de olivar 
es el canto universal 
cadena que hara triunfar, 
el derecho de vivir en paz.








Levántate y mira la montaña 
de donde viene el viento, el sol y el agua. 
Tú que manejas el curso de los ríos, 
tú que sembraste el vuelo de tu alma. 

Levántate y mírate las manos 
para crecer estréchala a tu hermano. 
Juntos iremos unidos en la sangre 
hoy es el tiempo que puede ser mañana. 

Líbranos de aquel que nos domina 
en la miseria. 
Tráenos tu reino de justicia 
e igualdad. 
Sopla como el viento la flor 
de la quebrada. 
Limpia como el fuego 
el cañón de mi fusil. 
Hágase por fin tu voluntad 
aquí en la tierra. 
Danos tu fuerza y tu valor 
al combatir. 
Sopla como el viento la flor 
de la quebrada. 
Limpia como el fuego 
el cañón de mi fusil. 

Levántate y mírate las manos 
para crecer estréchala a tu hermano. 
Juntos iremos unidos en la sangre 
ahora y en la hora de nuestra muerte. 
Amén





El verso es una paloma 
que busca donde anidar. 
Estalla y abre sus alas 
para volar y volar. 

Mi canto es un canto libre 
que se quiere regalar 
a quien le estreche su mano 
a quien quiera disparar. 

Mi canto es una cadena 
sin comienzo ni final 
y en cada eslabón se encuentra 
el canto de los demás. 

Sigamos cantando juntos 
a toda la humanidad. 
Que el canto es una paloma 
que vuela para encontrar. 
Estalla y abre sus alas 
para volar y volar. 
Mi canto es un canto libre.






Por el pájaro enjaulado, 
por el pez en la pecera, 
por mi amigo que está preso, 
porque ha dicho lo que piensa. 

Por la flores arrancadas, 
por la hierba pisoteada, 
por los árboles podados, 
por los cuerpos torturados: 

YO TE NOMBRO, LIBERTAD. 

Por los dientes apretados, 
por la rabia contenida, 
por el nudo en la garganta, 
por las bocas que no cantan. 

Por el beso clandestino, 
por el verso censurado, 
por el joven exilado, 
por los nombres prohibidos: 

YO TE NOMBRO, LIBERTAD, 

Te nombro en nombre de todos 
por tu nombre verdadero. 
Te nombro cuando oscurece, 
cuando nadie me ve: 
escribo tu nombre 
en las paredes de mi ciudad. 
Tu nombre verdadero, 
Tu nombre y otros nombres 
Que no nombro por temor. 

Por la idea perseguida, 
por los golpes recibidos, 
por aquel que no resiste, 
por aquellos que se esconden. 

Por el miedo que te tienen, 
por tus pasos que vigilan, 
por la forma en que te atacan, 
por los hijos que te matan: 

YO TE NOMBRO, LIBERTAD. 

Por las tierras invadidas, 
por los pueblos conquistados, 
por la gente sometida, 
por los hombres explotados. 

Por los muertos en la hoguera, 
por el justo ajusticiado, 
por el héroe asesinado, 
por los fuegos apagados: 

YO TE NOMBRO, LIBERTAD. 

Te nombro en nombre de todos...





Ustedes que ya escucharon 
la historia que se contó 
no sigan allí sentados 
pensando que ya pasó. 
No basta solo el recuerdo, 
ya no basta con llorar. 
No es tiempo de lamentarse, 
cuando es tiempo de luchar. 

Quizás mañana o pasado 
o bien, en un tiempo más, 
la historia que han escuchado 
de nuevo sucederá. 
Es Chile un país tan largo, 
mil cosas pueden pasar 
si es que no nos preparamos 
resueltos para luchar. 
Tenemos razones puras, 
tenemos por qué pelear. 
Tenemos las manos duras, 
tenemos con qué ganar. 

Unámonos como hermanos 
que nadie nos vencerá. 
Si quieren esclavizarnos 
jamás lo podrán lograr. 
La tierra será de todos 
también será nuestro el mar. 
Justicia habrá para todos 
y habrá también libertad. 
Luchemos por los derechos 
que todos deben tener. 
Luchemos por lo que es nuestro, 
de nadie mas ha de ser







A usted señor me dirijo
Que ha nacido en este suelo,
A usted legítimo hijo de perra y perro chileno.
A usted que tiene el orgullo de ser el gran carcelero,
De ser el gran traidor, gran traidor y embustero.
A usted que tiene las manos manchadas con sangre humana,
A usted que tiene su vida y su alma condenada.
¿Por qué le da tanto miedo
de que el pueblo esté en la calle,
de que ría de que marche,
de que grite, de que cante?
A usted que cuida el tesoro de sus amos industriales,
A usted que es especialista en torturas infernales,
A usted que con tanta muerte quiere llenarse de gloria,
A usted que quiere atajar el caminar de la historia,
A usted que será después de nuestra final victoria
Un desgraciado recuerdo de putrefacción y escoria.
A usted que estará consciente de su derrota cercana
Que sabe que si no es hoy, bien pudiera ser mañana.



Una mañana me desperté.
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
Una mañana me desperté
Y encontré al invasor.

¡Oh! Partisano, llévame contigo.
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
¡Oh! Partisano, llévame contigo
Porque me siento morir.

Y si yo muero de partisano.
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
Y si yo muero de partisano
Tú me debes enterrar.

Enterrar allá en la montaña.
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
Enterrar allá en la montaña
Bajo la sombra de una bella flor.

Y la gente que pasará
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
Y la gente que pasará
Me dirá ¡qué bella flor!

Y ésta es la flor del partisano,
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
ésta es la flor del partisano,
muerto por la libertad.
Y ésta es la flor del partisano,
muerto por la libertad.






El pueblo unido, jamás será vencido,
El pueblo unido jamás será vencido...
De pie, cantar
Que vamos a triunfar.
Avanzan ya
Banderas de unidad.
Y tú vendrás
Marchando junto a mí
Y así verás
Tu canto y tu bandera florecer,
La luz
De un rojo amanecer
Anuncia ya
La vida que vendrá.
De pie, luchar
El pueblo va a triunfar.
Será mejor
La vida que vendrá
A conquistar
Nuestra felicidad
Y en un clamor
Mil voces de combate se alzarán
Dirán
Canción de libertad
Con decisión
La patria vencerá.
Y ahora el pueblo
Que se alza en la lucha
Con voz de gigante
Gritando: ¡adelante!
El pueblo unido, jamás será vencido,
El pueblo unido jamás será vencido...
La patria está
Forjando la unidad
De norte a sur
Se movilizará
Desde el salar
Ardiente y mineral
Al bosque austral
Unidos en la lucha y el trabajo
Irán
La patria cubrirán,
Su paso ya
Anuncia el porvenir.
De pie, cantar
El pueblo va a triunfar
Millones ya,
Imponen la verdad,
De acero son
Ardiente batallón
Sus manos van
Llevando la justicia y la razón
Mujer
Con fuego y con valor
Ya estás aquí
Junto al trabajador.
Desde el hondo crisol de la patria 
se levanta el clamor popular, 
ya se anuncia la nueva alborada, 
todo Chile comienza a cantar. 

Recordando al soldado valiente 
cuyo ejemplo lo hiciera inmortal, 
enfrentemos primero a la muerte, 
traicionar a la patria jamás. 

Venceremos, venceremos, 
mil cadenas habrá que romper, 
venceremos, venceremos, 
la miseria (al fascismo) sabremos vencer. 

Campesinos, soldados, mineros, 
la mujer de la patria también, 
estudiantes, empleados y obreros, 
cumpliremos con nuestro deber. 

Sembraremos las tierras de gloria, 
socialista será el porvenir, 
todos juntos haremos la historia, 
a cumplir, a cumplir, a cumplir.




La bandera blanca y verde 
vuelve, tras siglos de guerra, 
a decir paz y esperanza, 
bajo el sol de nuestra tierra. 

¡Andaluces, levantaos!, 
¡Pedid tierra y libertad!, 
Sea por Andalucía libre, 
los pueblos y la humanidad. 

Los andaluces queremos 
volver a ser lo que fuimos: 
hombres de luz, que a los hombres, 
alma de hombres les dimos. 

¡Andaluces, levantaos!, 
¡Pedid tierra y libertad!, 
Sea por Andalucía libre, 
los pueblos y la humanidad.

3 comentarios:

Gato Asombrado dijo...

gran entrada, solo una pequeña critiquilla de nada, igual es por culpa de esta entrada por lo que el blog, carga tan lento, igual para la proxima deberias crear diferentes entradas con el mismo titulo y diferentes volumenes, igual asi los videos cargan mejor. Muchas gracias por tu blog.

aniande dijo...

gracias, gato asombrado. estamos viviendo momentos históricos en los que cada uno y cada una debe participar dentro de sus posibilidades. sacar el culo es indecente. un abrazo. por cierto me gusto el planteamiento didáctico de tu blog. si quieres echarle un vistazo, tengo uno que se llama cuquilin, con historias dirigidas a niños y niñas. lo tenga algo abandonado, pero ahí está

Gato Asombrado dijo...

Gracias, y nada comentarte que pequepedia fue una idea pero que ya prácticamente tengo abandonada por falta de tiempo, ahora escribo llevo un poco mas al dia hastaloswebsos.blogspot.com, seguiremos animando, jejeje