viernes, 13 de julio de 2012

CONSEJO DE MINISTROS


AQUELLA MAÑANA TODO ESTABA PREPARADO. LA DOCUMENTACIÓN SOBRE LA MESA. LOS OJOS DE LOS MINISTROS Y MINISTRAS DEL GOBIERNO BRILLABAN DE MANERA ESPECIAL, SUS BOCAS ESBOZABAN GRANDES SONRISAS DE SATISFACCIÓN, SE ACERCABA EL GRAN MOMENTO, APROBARÍAN LA LEY DEFINITIVA QUE ACABARÍA  DE UNA VEZ POR TODAS CON LA CRISIS:


LA LEY DE LA ESCLAVITUD: 

-LOS TRABAJADORES SERÍAN RECLUIDOS EN BARRACONES PROVISTOS DE LO MÍNIMO NECESARIO PARA PERMITIRLES DORMIR Y CUBRIR SUS NECESIDADES ORGÁNICAS.

-HABRÍAN GRANDES COMEDORES QUE ADMINISTRARÍAN DIETAS ESENCIALES Y ESTUDIADAS PARA APORTAR LA NECESARIA Y JUSTA ENERGÍA PARA PODER TRABAJAR DURAMENTE DE SOL A SOL.

-SE ABOLIRÍAN LOS SUELDOS.

-SE HABILITARÍAN ESPACIOS DE CURAS, PARA ATENDER LOS CASOS MUY URGENTES, EN EL QUE PERMANECERÍAN EL MENOR TIEMPO POSIBLE.

-LOS ANCIANOS, LOS ENFERMOS TERMINALES O CON ENFERMEDADES QUE REQUIRIERAN UN GASTO DESPROPORCIONADO SERÍAN SACRIFICADOS Y SUS RESTOS CONVERTIDOS EN MASA COMESTIBLE O ABONOS ORGÁNICOS.

-LOS NIÑOS SERÍAN ATENDIDOS POR PERSONAL ESPECIALIZADO EN PREPARARLOS FÍSICAMENTE LO MÁS RÁPIDO POSIBLE PARA EL TRABAJO. TENDRÍAN PROHIBIDO EL JUEGO. NO PODRÍAN PERDER NINGUNA ETAPA DE SU VIDA EN ALGO DISTINTO A SU COMETIDO: PRODUCIR, PRODUCIR, PRODUCIR AL MENOR COSTE POSIBLE.

-LA CASTA DEL PODER PODRÍA DISFRUTAR AMPLIAMENTE DE UNA VIDA GOZOSA E IDÍLICA, ALEJADA DE LA INSOPORTABLE CONVIVENCIA CON LA INSANA MISERIA DE LOS ESCLAVOS. SERÍA UN MUNDO PERFECTO.