lunes, 20 de diciembre de 2010

CONSTRUYENDO MARIPOSAS AZULES

UNA MAÑANA FRÍA DE UN DESANGELADO ENERO ME ENCONTRABA CONSTRUYENDO MARIPOSAS AZULES. SON MI ESPECIALIDAD. TENGO UN GRAN DOMINIO SOBRE ELLAS. CONSIGO SACARLES UN TONO QUE NADIE LOGRA. CADA VEZ QUE TERMINABA UNA LA ECHABA A VOLAR Y DESAPARECÍA PARA SIEMPRE. ERA FASCINANTE PODER CREAR LIBERTAD, CONSEGUIR QUE NADA SE QUEDE ATADO A TI. ME ENCANTABA VER COMO MIS CREACIONES SE ALEJABAN POCO A POCO HASTA DESAPARECER Y PERDER SU ATADURA CONMIGO. ESA MAÑANA LLAMARON A MI PUERTA. NO ESPERABA A NADIE. NO SUELO RECIBIR VISITAS. ME ASOMÉ POR LA VENTANA QUE DA SOBRE LA PUERTA DE ENTRADA PARA VER QUIÉN ERA EL INOPORTUNO. DESDE ARRIBA NO LO DIVISABA CLARAMENTE. ESPERÉ UN RATO POR SI QUIEN FUERA SE ABURRÍA Y SE IBA A MOLESTAR A OTRA CASA; PERO NO FUE ASÍ. QUIEN LLAMABA TENÍA MUY CLARO QUE ERA A MÍ, Y POR SU INSISTENCIA NO ESTABA DISPUESTO A DEJAR DE HACERLO HASTA QUE NO LE ABRIERA. ME VI OBLIGADO A BAJAR. ANTES DE ABRIR LA PUERTA ME ASOMÉ  POR LA MIRILLA; PERO EL VAHO ME IMPEDÍA DISTINGUIR AL INSISTENTE. AL FIN ABRÍ LA PUERTA. ME QUEDÉ MUY SORPRENDIDO. NUNCA IMAGINÉ QUE NADIE ASÍ PUDIERA LLAMAR A MI PUERTA. LA DEJÉ PASAR, LA ACOMODÉ JUNTO A LA CHIMENEA Y CUANDO ENTRÓ EN CALOR ME DEJÉ EMBAUCAR POR SU RELATO. ME HABLÓ DE UN PAÍS LEJANO, DE UNA GENTE EXTRAÑA, DE UNAS IDEAS FUERA DE LA LÓGICA A LA QUE ESTABA ACOSTUMBRADO. SE HIZO DE NOCHE Y AÚN ESTABA SENTADO FRENTE A ELLA, ESCUCHÁNDOLA. EJERCÍA UN GRAN PODER DE ATRACCIÓN SOBRE MÍ. SU AGRADABLE Y DULCE VOZ ERA COMO UNA NANA DE LAS QUE MI MADRE ME CANTABA CUANDO ERA UN BEBÉ Y, COMO CON ELLA, ME FUI ADENTRANDO EN EL MUNDO DE LOS SUEÑOS. A LA MAÑANA SIGUIENTE ESTABA SOLO, LA CHIMENEA AÚN DESPRENDÍA ALGO DE CALOR GRACIAS AL RESCOLDO QUE PERMANECÍA ROJO ENTRE LA CENIZA. LA BUSQUÉ POR TODA LA CASA. NO HABÍA NADIE. MIRÉ EN TODOS LOS CAJONES, EN TODOS LOS ARMARIOS POR SI FALTABA ALGO. ESTABA TODO. TODO MENOS ELLA. SIEMPRE QUE RECUERDO AQUEL SUCESO NO DEJO DE PENSAR QUE FUE UN SUEÑO, QUE ALGUNA DE MIS MARIPOSAS AZULES SE METIÓ EN MI CABEZA EN LUGAR DE HUIR COMO TODAS Y ME DEJÓ ESE HERMOSO Y PLACENTERO SUEÑO QUE NUNCA  HE VUELTO A TENER. AÚN SIGO CONSTRUYENDO MARIPOSAS AZULES Y AÚN SIGO DEJÁNDOLAS EN LIBERTAD, COMO A MÍ ME GUSTAN.

2 comentarios:

OLGA dijo...

Me encanta Antonio es precioso, ¡¡¡pero que de ideas bonitas tienes....!!!

aniande dijo...

GRACIAS, OLGA. A VECES ME SALEN ESTAS COSAS. COMO TÚ SABES, ME DEJO LLEVAR Y ALGO, QUE NO SÉ BIEN QÚE ES, ME CONDUCE HASTA AQUÍ. UN ABRAZO.