jueves, 24 de enero de 2013

"QUE LOS ANCIANOS SE DEN PRISA Y MUERAN"


EN JAPÓN NO SE ANDAN POR LAS RAMAS, VAN DIRECTAMENTE AL GRANO. SEGÚN ELLOS LA LARGA VIDA DE SUS ANCIANOS ES UN PROBLEMA ECONÓMICO QUE ESTÁ OCASIONANDO GASTOS EVITABLES DEL ESTADO JAPONÉS EN LA ATENCIÓN MÉDICA DE SUS VENERABLES ABUELOS Y ABUELAS.

PIENSO YO QUE EL PROCLAMADOR DE ESTA ASQUEROSA AFIRMACIÓN DEBERÍA SER EL PRIMERO EN DAR EJEMPLO, YA QUE ESTE INGENIOSO MINISTRO JAPONÉS DE FINANZAS, TARO ASO, TIENE YA 72 AÑOS ¿O ES QUE SIEMPRE HUBO CLASES Y SOLO SE REFERÍA A LOS ANCIANOS CON MENOR PODER ADQUISITIVO, QUE HAN QUEMADO SU VIDA TRABAJANDO?

JODER CON EL JAPONESITO DE LOS COJONES. YA SÉ QUE ESTO LO PIENSAN MUCHOS OTROS GOBERNANTES DE MUCHOS PAÍSES, Y QUE IGUAL NO HABRÍA QUE IR MUY LEJOS; PERO TODAVÍA NO TIENEN LA CÍNICA FRANQUEZA DE PROCLAMARLO AL MUNDO A TRAVÉS DE SUS FIELES MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

ES VERDADERAMENTE REPUGNANTE QUE PERSONAS QUE HAN DEDICADO SU VIDA A SOSTENER Y ENRIQUECER A ESTOS SINVERGÜENZAS, QUE SOLO HAN ESTADO VIVIENDO DEL PUEBLO, SEAN PAGADAS CON  LA DESFATACHEZ DE NO RESPETARLES SUS ÚLTIMOS AÑOS DE VIDA, EN LOS CUALES DEBERÍAN SER MIMADOS Y ATENDIDOS CON CARIÑO Y NO RECIBIR EL DESPRECIO DE UNA CASTA POLÍTICA RUIN E INGRATA.

¡ESTO ES UNA MIERDA Y EL INSOPORTABLE HEDOR ESTÁ LLEGANDO DEMASIADO LEJOS! ¡ASCO ME DAN ESTOS GOBERNANTES DESPRECIABLES!