sábado, 19 de enero de 2013

no puedo someterme día a día


no puedo someterme día a día a la pena
ni a la duda
ni al desconcierto
ni al odio
ni al rencor
ni al dolor más interior

no puedo someterme día a día a la rutina
ni a la vida doméstica
ni a la cordura oficial
ni al trato formal
ni a los besos falsos al aire

no puedo someterme día a día
a saber que nunca
nunca
podré disfrutarte