miércoles, 26 de diciembre de 2012

nadie sabrá nunca nada de mí


NADIE SABRÁ NUNCA NADA DE MÍ
algunos creen que con leer
y entrar en mi pintura
descubrirán mi verdadero yo;
pero están muy equivocados
mi verdadero yo nunca sale
mi verdadero yo está muerto
y enterrado muy profundamente en mí.
el sol solo deja que veamos y olamos
sus efluvios putrefactos