miércoles, 18 de enero de 2012

LA VOZ DEL GUADALQUIVIR


MIGUEL ACAL ARRANCÓ MI AFICIÓN AL FLAMENCO, QUE AUNQUE SE QUEDÓ DORMIDA DURANTE ALGÚN TIEMPO, NUNCA OLVIDARÉ LAS TARDES-NOCHES ESCUCHANDO SU PROGRAMA DE RADIO NACIONAL EN UNA RADIO VIEJA MIENTRAS ME DUCHABA. DE PRONTO UN DÍA, NO SÉ PORQUÉ, DESAPARECIÓ DE ANTENA. RECUERDO QUE ESCRIBÍ UNA CARTA A RADIO NACIONAL RECLAMANDO SU VUELTA. NO RECIBÍ RESPUESTA, ¿QUÉ PODÍA ESPERAR?
"¡SALUD Y LIBERTAD!"


"LA VOZ DEL GUADALQUIVIR", UN RIO DE PERIODISTAS.
Nació aquella emisora casi como un juego de niños. Era el año de 1964. Los estudios insonorizados con cajas de huevos. El micrófono "Shure". El magnetofón "Pherrograf". Los carretes de cinta abierta. Los discos de vinilo: 33 1/3 rpm. (LP) y 45 rpm. (EP). Una máquina "Hispano Olivetti"... Y un puñado de gente joven ilusionada. La primera instalación estuvo en la calle Guzmán el Bueno, frente a la academia de don Urbano Orad, y muy cerquita de la iglesia de Santa Cruz. La primera antena fue un alambre que se tendió desde la azotea de la casa hasta la espadaña de la vecina iglesia. Después se montó un poste emisor en Coca de la Piñera. Se compraron nuevos aparatos. Se iniciaron, con cierta timidez, servicios informativos. "Aquí la Giralda", se titularía el primero. Programas de flamenco, toros, teatro, cine, automovilismo, historias de Sevilla, música moderna...
Tres años después se alcanzaba la mayoría de edad. La casa -tres habitaciones- se había quedado chica. De la calle Guzmán el Bueno se mudaba a Aponte, 1. Vecinos, por tanto, de una plaza que acababa de ver el derribo del Palacio de los Sánchez-Dalp y veía crecer los primeros grandes almacenes que habrían de nacer en Sevilla. Una época de cambios.
De las tres habitaciones habíamos llegado a unas instalaciones con dos plantas, despachos para todos, dos estudios -uno de directo y otro de grabaciones- discoteca, taller técnico, sala de redacción y más potencia en la antena que se instaló en Alcalá de Guadaira.
Y "La Voz del Guadalquivir" se convirtió en algo así como un "tranvía llamado deseo" para toda aquella gente joven que se sentía atraída por el medio radiofónico y por el periodismo. En el dial de Sevilla, y en O.M. (Onda Media, ahora AM), solo estaban Radio Sevilla (SER), Radio Nacional de España, Radio Peninsular, Radio Vida, germen de la COPE y LVG. Una estrecha familia de radiofonistas que recibían aires frescos, sobre todo, desde las emisoras de Trajano y Aponte.
Y el deseo por subir a aquel tranvía fue extraordinario. La dirección del medio, veía con grado y sin recelos, el aceptar caras nuevas y profesionales en potencia. Los estudios y la redacción de "La Voz...", se convirtieron en cuna y forja de héroes, siguiendo con las referencias a títulos cinematográficos. Fue cuna, porque allí nacieron muchos profesionales del periodismo, como ahora veremos. Y "forja de héroes", porque fue muy duro nacer a una profesión como la nuestra en los años más complicados del sistema imperante. Hacer entonces cualquier tipo de información era una heroicidad...
Diariamente, dos programas de flamenco: "Con sabor andaluz" y "Café de los flamencos". A Miguel Acal no le gustaba que le llamasen flamencólogo. El sabía del tema, porque lo había aprendido todo sentándose silencioso a la verita de sus gitanos favoritos y amigos y escuchando. A eso, dedicó toda su vida. Terminó en RNE.
Eva Montesinos fue la gran voz de la primera época de la emisora. Luego su breve paso por la SER y su afincamiento en la COPE.
Desde la calle Guzmán el Bueno, partieron para RNE, José Antonio Rosas, Juan Mª Urbano y José Domingo Romero.
Nina Salvatierra venía del diario "Pueblo" y empezó a acariciar los micrófonos con su voz pausada y profunda. Luego se iría a la televisión.
A Paco Sánchez le encantaba la música moderna. Empezó con "Ritmorama". Cuando en la emisora aterrizó Luis Baquero, montaron un "tándem" y fundaron la primera FM temática, especializada en la música más avanzada y un programa que pegó fuerte: "Maxiradio". Alternaban la música con el periodismo. Utilizaron los primeros magnetofones "Agra" que tuvimos en Sevilla. Paco y Luis llegarían a la cúpula de Canal Sur Radio.
Para hacer programas de información universitaria, llegaron Enrique García Gordillo y Joaquín Durán. A los pocos días estaban integrados como grandes profesionales. Luego vendrían la SER y Canal Sur. A mi juicio, Joaquín, ha dejado una estela importante en la historia de la radio española.
Llegó tímido desde Alcalá de Guadaira, lleno de humanidad y sentido del compañerismo. José Antonio Sánchez Araujo, se mezcló con Antonio Gómez Martín, Pepe Nieto, Vicente Bru y pronto haría las maletas para Radio Sevilla, hasta llegar a ser "el maestro"...
El mundo de los toros estuvo en manos de Juan Palma, primero, y de Paco de Ronda después. También anduvo por allí F... M..., popularmente conocido entre los compañeros como "el innombrable". Juan se afincaría en "La Voz de Madrid", donde montó un consulado sevillano y F.M. pasó a Radio Sevilla.
Celia María Azagra hizo un poco de todo, pero siempre con aquel estilo tan teatral que poseía. De "La Voz..." fue a la COPE de Sevilla y de allí a TVE en Madrid.
Mª Josefa Máñez adquirió solera y seguridad ante los micrófonos de Aponte, para luego dar bien en la "tele".
Había un grupo que eran "las voces de la casa" y que alternaban los programas más variados con la información: Lola Angulo, Nicolás Fernández Sevilla, Juan de la Vega, Agustín Navarro...
No quiero olvidar a un hombre de redacción, no de micrófono, que escribió varias obras de teatro, siempre en clave de humor, estrenadas con éxito en Sevilla y que llegaría a escribir de forma estable en el semanario "Hermano Lobo": Rafael Mata, que también terminó su carrera en RNE.
Habría que hacer un aparte para acoger en una parcela a todos aquellos que llegaron a la radio con el objetivo concreto de "hacer periodismo". Unos venían de sus respectivas actividades buscando una posibilidad.
Así el caso de Mari Luz Aguilar Galindo, siempre con un magnetofón en el bolso y siempre en los informativos. (¿Llegó a hacer información de fútbol en los vestuarios?) Terminó en los telediarios de la primera, haciendo los sucesos en los fines de semana.
El de Juan Teba, siempre ágil y dinámico, que alternaba el reportaje con los comentarios y las entrevistas, tanto en informativos como en el magazin "Club Madrugada", escribiendo también en "Pueblo". Luego vendría le "tele", aunque su fuerte fue siempre escribir.
Y Pilar del Río, informadora a través de comentarios y entrevistas. Tanto Juan como Pilar, supusieron la incorporación a principios de los años 70, de dos personajes que venían a dar "leña". Años difíciles, en los que había que hacer muchos equilibrios en el alambre... Y buenas discusiones y quebraderos de cabeza que nos suponían todos aquellos "atrevimientos"... Pilar pasó a la TVE de la Palmera y su paradero actual es por todos de sobra conocido...
Y luego vinieron los estudiantes a hacer "prácticas"... Algunos sabían más que nosotros con todos los tacones gastados...
Manolo Pedraz, que luego se dedicaría a lo de los libros en RNE; Meli Meléndez, ahora en la oficina del Portavoz del Gobierno Andaluz o Angel Pérez Guerra, que tantas buenas columnas llegaría a hacer en ABC, en una de las cuales, sin citarme, contó el problema que tuve con una entrevista suya en unos informativos.
Todos tuvieron que ver conmigo. Como jefe de programas en unos casos y como jefe de servicios informativos en otros. Todos hicieron un gran trabajo profesional que es justo recordar y reconocer en esta ocasión tan "señalaita". Todos tienen un hueco en mi memoria. ¡Cuánto me agradaría que ocurriese lo mismo a la inversa!
¡Ah! Y ya tengo "enjaretado" el artículo para la celebración del segundo centenario.
Hasta entonces. Un abrazo, compañeros.
Joaquín ARBIDE.

2 comentarios:

Paco Sánchez dijo...

Me he quedado profundamente emocionado con lo que leo en este blog. En esas líneas se rememora parte de mi vida profesional que empezó en Radio Valme, emisora parroquial de Dos Hermanas.

Anónimo dijo...

acheter cialis
cialis
cialis generico