lunes, 4 de febrero de 2013

mi capacidad de escupir


he olvidado mi capacidad de escupir
empiezo a retenerlo todo
y no puedo con tanta carga

las luces nunca acompañaron mi camino
ni la verdad absoluta
ni el amor deseado

soy un perro callejero y solitario
que vaga buscando sin saber qué
en un mundo difícil
dominado por lobos hienas y serpientes rastreras
que devoran todo lo que encuentran
todo lo que les apetece
sin la menor consideración
sin el menor remordimiento
con el placer de la sangre fresca en sus bocas  y en sus garras
con el gozo de ver el miedo en los ojos de sus víctimas
de sentir el dolor en el corazón de sus elegidos
de amar la muerte ajena